El Origen de la quinceañera
Leave this field empty
Wednesday, March 19, 2014
By Marcia Ramirez
Pin It

  

El origen de la quinceañera, al menos en nuestro México.

Por Marcia Ramirez

Editado por Mariano Garduno

 

La celebración de los quince años o quinceañera tiene un arraigo muy particular, a diferencia de lo que pudiésemos pensar, esto no significa exactamente que las niñas estén listas para casarse. Tampoco el que las chicas pueden presentarse como adultas.

La Quinceañera es una tradición altamente Católica. Casi se toma por dado que fueron los conquistadores españoles quienes trajeron la tradición a México. En realidad, la celebración es una adaptación al Cristianismo.

Cuando los conquistadores llegaron, es bien sabido que con ellos llegaron también los frailes, ellos, con la misión de conquistar en el sentido de la fe, fueron observadores de las costumbres de los nativos y una ceremonia que llamo mucho su atención, fue aquella dedicada a XILONEN. Una diosa azteca de la agricultura.

He dedicado un poco a estudiar esta tradición que se ha puesto de moda y claro, sin ser experta en el tema; puedo deducir los puntos principales que llamaron la atención sobre esta tradición:

-        XILONEN es la deidad identificada con la fertilidad, con el maíz

-        Las doncellas o jovencitas ofrecían ofrendas tales como mazorcas de maíz (sabemos que para nuestros antecesores el maíz representaba también fertilidad, vida, el regalo de la madre tierra que alimenta.

-        Las jóvenes eran preparadas durante todo un año.

-        Durante este año recibían instrucción sobre los deberes y el comportamiento que debían observar

-        Se les vestía de una manera especial y se dice que el vestido era confeccionado por las mujeres de la familia de la jovencita.

-        En algunos casos se cuenta que la primera menstruación que según algunos registros ocurría alrededor los catorce años, también era ofrecida a XILONEN como diciendo “yo también estoy preparada para dar vida, ahora soy fértil, como la madre tierra”.

-        Había danzas, incienso y flores que eran ofrecidas a la diosa.

-        El Xilonen en la cosmovisión azteca o la filosofía mexica, representaba al espíritu de maíz tierno similar a una doncella.

Con el paso del tiempo, los conquistadores tomaron la celebración pagana y la convirtieron a la iglesia al igual que otras ceremonias en un esfuerzo por catolizar al pueblo. En nuestros días, la danza a XILONEN, es  reemplazada por algún vals o canción especial y el  altar en forma de los cuatro puntos cardinales es sustituido por el altar Cristiano.

Claro, los quince ya no significan lo mismo. Los tiempos han cambiado y la razón ya no es la famosa “primera vez”. Si, la primera vez que uso zapatos de tacón, que me maquillo, que voy a un baile, etc.

Los tiempos han cambiado y sin embargo, lo que debemos conservar de esta tradición es el hecho de hacer sentir especial a la jovencita que forma parte de nuestra familia y aunque haya fiesta o no, siempre es bueno conservar la buena costumbre de dar gracias.

 

Leave a comment: